RD del Congo: la Iglesia católica defiende a la población en su difícil situación

Manifestación RD Congo Manifestación RD Congo Foto: ACS-Italia

KINSHASA, República Democrática del Congo. 
La situación en la República Democrática del Congo es cada vez más grave desde el estallido, en octubre de 2017, de numerosas protestas antigubernamentales, y después de la marcha del 31 de diciembre convocada por el Comité Laico de Coordinación, ante la negativa del Presidente Joseph Kabila a abandonar el poder que ejerce desde el año 2001 y convocar elecciones como señala la Constitución del país.

El 31 de diciembre murieron 8 personas a causa de la represión de las fuerzas de seguridad contra una protesta pacífica convocada por el Comité Laico de Coordinación, una organización de laicos católicos que pide la convocatoria inmediata a elecciones democráticas. La Nunciatura Apostólica en el país, informó que las personas fueron asesinadas por la policía en el interior de diferentes iglesias de Kinshasa, capital del Estado. Los agentes rodearon 134 parroquias y detuvieron a 130 personas, entre ellas 6 sacerdotes.

El sacerdote Apollinaire Cibaka Cikongo, profesor en el seminario mayor de Cristo Rey, en unas declaraciones recogidas por Ayuda a la Iglesia Necesitada, lamentó el silencio cómplice del mundo sobre las continuas violaciones contra los derechos humanos en Congo. “La Iglesia es la única voz autorizada del país y, en consecuencia, nos encontramos en primera línea. Los medios de comunicación están todos alineados con el Gobierno y la oposición es débil y está fragmentada en al menos 600 partidos políticos diferentes”. Y explicó que los fallecidos como consecuencia de la represión estaban asistiendo a Misa: “Los fieles asistían a la Santa Misa cuando los soldados abrieron fuego”, dijo.

Por su parte, don Donatien Nshole, secretario general de la Conferencia Episcopal Nacional Congoleña, (CENCO) ha denunciado “una campaña de intoxicación y desinformación, incluso de difamación orquestada por los responsables de las instituciones de la República contra la Iglesia Católica y su jerarquía”. "Esta campaña - ha dicho don Nshole - se ha centrado en la autoridad de Su Eminencia el Cardenal Laurent Monsengwo, considerado erróneamente como el instigador de las acciones que apuntan a desestabilizar las instituciones existentes y a querer tomar el poder. Exigimos las pruebas de estas graves acusaciones presentadas contra su persona”, exigió. En una declaración la CENCO "reafirma su pleno apoyo y su cercanía al Cardenal Monsengwo" desaprobando "la demonización deliberadamente construida contra el Cardenal Arzobispo de Kinshasa y miembro del Consejo de los 9 Cardenales escogidos por el Papa Francisco para el gobierno de la iglesia universal". Las declaraciones fueron difundidas por la Agencia Fides.

Declaración del Cardenal Laurent Monsengwo

El Cardenal Laurent Monsengwo, había hecho una declaración a raíz de los últimos acontecimientos. Texto que publicamos:

"Queridos hermanos y hermanas,

Ya no es un secreto para nadie que el ambiente del país en general y de la capital en particular se caracteriza por un resurgir del miedo y del nerviosismo, de la incertidumbre, véase incluso del pánico.

Estamos siendo testigos de unos desgraciados incidentes acontecidos el domingo 31 de diciembre de 2017 durante la manifestación pacífica y no violenta organizada por el comité laico de coordinación, con el objetivo de reclamar la aplicación real del Acuerdo político global e inclusivo del Centro Interdiocesano de Kinshasa (Acuerdo de la San Silvestre), acuerdo vulnerado voluntariamente. Esto crea un malestar sociopolítico que atraviesa nuestro querido y hermoso país, la RD del Congo (cf. Mensaje de la Asamblea plenaria extraordinaria de los Obispos de la CENCO, 24 de noviembre de 2017).

No podemos hacer otra cosa que denunciar, condenar y estigmatizar las artimañas de nuestros supuestamente valerosos hombres uniformados que evidencian desgraciadamente, ni más ni menos, la barbarie. Y a modo de pruebas: el hecho de impedir que los feligreses cristianos entren en las iglesias para participar en la misa cumpliendo órdenes recibidas de ciertos jerarcas militares, el uso de gases lacrimógenos durante la celebración de la eucaristía en las distintas parroquias de Kinshasa, el robo de dinero y teléfonos, la persecución, el registro sistemático de personas y sus pertenencias en las iglesias y en la calle, la entrada de militares en ciertas casas parroquiales con el pretexto de buscar a los agitadores, las matanzas, los disparos con fuego real y a bocajarro contra cristianos que portaban en mano sus biblias, rosarios y crucifijos, las detenciones de curas y feligreses, etc.

Pedimos a los unos y a los otros que hagan gala de sabiduría y contención. Tan sólo mistificaciones presentadas como información veraz y confiable. Es hora de que la verdad prevalezca sobre la mentira sistemática, que los mediocres se larguen y que reinen la paz y la justicia en la República Democrática del Congo.

¿Cómo podremos confiar en dirigentes incapaces de proteger a la gente, garantizar la paz, la justicia y el amor por el pueblo? ¿Cómo podremos confiar en dirigentes que ultrajan la libertad religiosa del pueblo, libertad religiosa que es el fundamento de todas las libertades? (cf. Benedicto XVI, Libertad religiosa, camino hacia la Paz).
Lo sabemos, la libertad religiosa es un elemento esencial del Estado de derecho, no se puede negar sin atentar contra todos los derechos y libertades fundamentales.
La instrumentalización de la libertad religiosa para enmascarar intereses ocultos como por ejemplo el acaparamiento de recursos, de riquezas, el permanecer en el poder mediante métodos anticonstitucionales, pueden provocar y provocan daños enormes a las sociedades, en este caso, la nuestra.

Para el Congo queremos valores y no antivalores.

Pueda el Señor conceder a nuestro país una paz duradera con justicia y verdad, y a nuestros muertos por la libertad, la salvación eterna". 

Difundimos solidariamente estas informaciones con la esperanza de que la comunidad internacional reaccione y contribuya a una solución pacífica en tan grave conflicto.

Más información: 

El mundo se ha olvidado del Congo..

Campaña difamatoria contra el Cardenal Laurent Monsengwo

La soberanía regresa al pueblo

 

Info.IT. 
Foto: Ayuda a la Iglesia necesitada (ACS-Italia)

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top