Lunes, 11 Noviembre 2019 12:19

Retos de lo digital, necesidad diaria con riesgo de adicciones

La tecnología digital ha llegado para quedarse, se ha convertido en una necesidad, debemos aprovechar sus ventajas y filtrar los riesgos adictivos que se pueden derivar de su uso.

aula catedra ppovedaEn el marco del programa “Lectura creyente de la actualidad” el Instituto Superior de Pastoral, de la Universidad Pontificia de Salamanca, y la Cátedra Pedro Poveda organizaron el 17 de octubre, en Madrid, la conferencia: “Era digital: tecno adicciones, tecno pornografías, tecno violencias; miradas para un nuevo reto social” impartida por Ángel Manuel Turbi Pinazo, doctor en Psicología y Ciencias de la Salud, profesor de la Universidad Católica de Valencia y desarrollador de diferentes programas sobre conductas adictivas.

Necesidad de cibertodo

Dice el profesor Turbi que, en la pirámide de necesidades de Maslow, la base ha cambiado. Que, ahora, hay que situar en esa base a internet, wifi y la batería del teléfono móvil, porque “sin esos elementos no somos nadie”. Lo dice en clave de humor, pero afirmando, a la vez, que es una perfecta descripción de la irrupción de la tecnología en nuestras vidas y de la enorme influencia que ejerce sobre las mismas.piramide maslow

Los videojuegos, el teléfono inteligente (Smartphone) y sus numerosas aplicaciones, el cibertrabajo, la compra online o la cibercomunicación han cambiado las relaciones familiares y sociales, la forma de trabajo y la vida diaria. Esas herramientas son útiles, pero pueden, también, crear adicciones peligrosas. Especialmente el juego online, que se está extendiendo de forma vertiginosa, las tecno violencias y la tecno pornografía.

La pornografía a través de internet es un hecho del que apenas se habla, pero la realidad es que muchos jóvenes acceden a ella y se está normalizando. Eso da lugar a que sexo y afecto se vean como cosas independientes. También refuerza conductas machistas, abre las puertas al uso de la prostitución y al uso de drogas químicas.

Por lo que respecta a la tecno violencia, adopta múltiples formas: el “sexting” o envío de vídeos o fotos de tipo sexual utilizando las redes sociales. Con el riesgo del posterior chantaje económico o sexual por parte del receptor (sextorsion). El “grooming” o engatusamiento a través de las redes para conseguir fotos y vídeos que luego los pederastas usan para chantajear. El “cyberbullying”, que es el bullying ya conocido, pero no en un lugar y momento puntual sino 24 horas los 365 días del año, que es lo que las redes sociales permiten hacer.

Diagnóstico y claves de actuación

Ante esas adicciones y usos perversos de las nuevas tecnologías el diagnóstico del profesor Turbi es que nos han desbordado; que hemos reaccionado tarde, porque no tuvimos visión de futuro y creíamos que esas cosas no iban a ocurrir.

Prevenir estas patologías supone cambiar los modelos educativos, porque está demostrado que los que tenemos no han funcionado.

profesor turbiEl punto de partida inicial es reconocer que no tiene sentido intentar cambiar la realidad sino visibilizar los cambios que se están produciendo; informar sobre ellos; analizar su impacto; sensibilizar sobre las amenazas y oportunidades que acarrean y ver la forma de gestionarlos adecuadamente. Es evidente que algo ha fallado hasta ahora.

El modelo educativo sobre el que incidir tiene la dificultad añadida de una brecha digital en la que los educandos son los expertos, porque son nativos digitales, mientras que los educadores no. Para poder conectar con los educandos los educadores deben empezar por adaptarse a unas tecnologías que son nuevas y que cambian a un ritmo vertiginoso.

Es difícil, pero hay que hacerlo. Y la clave para ello pasa por una apuesta decidida por la educación psicoafectiva integral, que ayude a los jóvenes a tener un proyecto de vida y un sentido de la vida. Sin salirse de ese marco la solución no debe ser prohibir el uso de las herramientas digitales, sino su utilización equilibrada; definir los tiempos y espacios de utilización de las mismas y con controles adaptados a cada edad. Conscientes de que todo lo que se sube a la red queda allí y de que no todo lo que allí se encuentra es verdad, sino que hay que contrastarlo con otras fuentes. Educando, en definitiva, en un uso responsable de la tecnología.

Alejandro Córdoba, Madrid.

Visto 631 veces

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top