Martes, 03 Abril 2018 00:00

Marcha por nuestras vidas

PARKLAND, FL. U.S.A.
Un momento en el día 14 de febrero de 2018, ha desencadenado un movimiento. Más de 20.000 personas se reunieron en Parkland  “el alma de todas las marchas” como ha sido llamada.  El lugar donde ocurrió el tiroteo en el que perdieron la vida 17 estudiantes de la escuela secundaria Marjorie Stoneman Douglas.

Quise estar allí, en ESA marcha, por ser este le lugar donde ocurrió esta tragedia, porque necesitaba escuchar las voces de los estudiantes, los compañeros de clase de aquellos que murieron, los padres de esos estudiantes. Necesitaba sentir el ambiente en que vive esta comunidad que llora  esta gran pérdida y que al mismo tiempo está saliendo de ese dolor con una gran determinación, una comunidad que desde esta pérdida y este dolor está alargando una mano, en solidaridad con muchos.  Lo que presencié es una historia de resurrección…

Y todo esto está sucediendo en el contexto de un país que está muy dividido, un país en el que muchos viven con el sentimiento de que “las cosas están empeorando”. Pero yo siento que la esperanza está renaciendo. Está renaciendo en algunos lugares del país donde las elecciones de representantes de gobierno están mostrando algo nuevo, un camino distinto. Y la esperanza está naciendo al ver a los jóvenes tomar un rol de liderazgo. Y estas voces están siendo escuchadas y respetadas y acogidas.

Parkland ha enviado hoy al mundo, olas de solidaridad, de compasión, de barreras derribadas, confrontando a un  sistema político roto, con valor y determinación.

Fue impresionante escuchar estas voces jóvenes hablar con gran claridad y determinación.  Fue doloroso escuchar las voces de los dos padres que perdieron una hija o un hijo. Los compañeros de clase de los que murieron: “Yo marcho por mi amiga Meadow Pollack …yo marcho por mi hermanito pequeño Alex Shacter… yo marcho por mi mejor amiga Gina Montalto".

Todas estas voces, intercaladas por música como la de “Imagine” de John Lenon: “Pueden decir que soy un sonador, pero no soy el único. Espero que algún día tu te unirás y el mundo será uno…”. Y la otra canción “We are the world”: “Somos el mundo, somos los niños, somos los que hacemos el día mas brillante, empecemos entonces a dar…”.

Un elemento muy importante de este evento fue el ver el número de mesas colocadas en lugares estratégicos, invitando a aquellos que no se han inscrito para votar que lo hagan. La edad legal para votar en los E.U. es los dieciocho años, y los que se están graduando de la escuela secundaria tienen esa edad. Había muchos estudiantes con una etiqueta en su polo que decía: “Me he inscrito para votar, hoy”.

Me alegré mucho de ver a un muchacho a mi lado con esta etiqueta y le di un gran abrazo. El sonrió y dijo: “Gracias”.

Yo creo que ya estamos viviendo un futuro que se está desenvolviendo: los jóvenes y los mayores guiados por los jóvenes, comprometidos y caminando con determinación … y el mundo será un lugar mejor para nosotros y para nuestros hijos.

Tenía que estar en Parkland hoy, no podía no haber estado.

Patricia Stockton desde Miami

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top