Miércoles, 12 Diciembre 2018 11:31

Reconocimiento por la defensa de los Derechos Humanos en Guatemala

GUATEMALA, Rep. de Guatemala.

Reconocimiento a Sheny Berger, miembro IT, por su trayectoria de vida en defensa de los DD.HH.

sheny homenajeadosEn el 70º aniversario de la Declaración universal de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, Sheny Berger Fernández, miembro de la Institución Teresiana en Guatemala, ha recibido la Orden Monseñor Juan Gerardi Conedera, otorgada por la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) a personas e instituciones que a lo largo del año se han destacado en la promoción y defensa de lo que las Naciones Unidas, hace ya siete décadas, consideró patrimonio universal. En el caso de Sheny, el reconocimiento le es otorgado por su trayectoria de vida en defensa de los derechos humanos.

Junto a ella, tres instituciones han recibido la Orden:

  • La Casa del Migrante, por la defensa de los DDHH de las personas migrantes, que cumple 25 años y que en los últimos meses ha sido, de una manera especial, casa de acogida de la caravana de migrantes centroamericanos hacia los Estados Unidos.
  • UDEFEGUA por su protección a las defensoras y los defensores de los derechos humanos, en un año en que veinticuatro personas defensoras de éstos han sido asesinadas en el país.
  • Asociación Antigua al rescate, por su labor humanitaria y social en defensa de la vida, en la catástrofe del Volcán de Fuego acaecida el 3 de junio.

Compromiso eclesial por la justicia

El acto de entrega del reconocimiento, comenzó con las palabras del Director Ejecutivo de la ODHAG y del delegado arzobispal. Ambos evocan la persona de Gerardi, obispo mártir asesinado por defender la verdad, cuyo legado pervive en las personas que, siguiendo sus huellas, trabajan por construir una Guatemala distinta. La Orden, que lleva su nombre y es simbolizada por una medalla con su efigie, es un homenaje a ellas.

Cuando se lee la semblanza de Sheny, nos emociona oír en un acto público de nutrida asistencia que: “Su sentido y vivencia profunda de Iglesia, su amor por Guatemala y su compromiso con la justicia desde la opción preferencial por los pobres, se expresó de muy diferentes maneras: se comprometió a fondo en el inicio en Guatemala de los Encuentros de Promoción Juvenil (…) Desde 1978 pertenece a la Institución Teresiana de Poveda, donde encontró el modo de vivir su vocación y compromiso eclesial y social a partir de entonces (…) De 1986 a 1998 coordinó, con un profesor petenero, la Oficina de Asistencia Jurídica del Vicariato de Petén, acompañando a campesinos y campesinas en la legalización de sus parcelas, en la resolución de conflictos derivados fundamentalmente de la tenencia de la tierra y en el Proyecto de formación de Promotores Jurídicos del Vicariato Apostólico de Petén. Desde su inicio pertenece al Movimiento Monseñor Gerardi (…) Forma parte de la Delegación de la Fundación InteRed en Guatemala, ONG promovida por la Institución Teresiana, que trabaja por el derecho a la educación (…)”.

sheny IntervencionMensaje de esperanza en tiempos difíciles

Quienes reciben la Orden pasan entonces a expresar lo que de su corazón y de su convicción brota. Sheny comienza agradeciendo el regalo que para ella es el reconocimiento que se le da, ocasión desde que supo la noticia “de traer a mi mente y a mi corazón a aquellas personas, instituciones y realidades que Dios ha puesto en mi camino y que han influido y acompañado el rumbo de mi vida; aquellas convicciones, deseos y aspiraciones que han inspirado, han impulsado y han iluminado actividades, decisiones, compromisos, que considero ineludibles para una persona que intenta vivir conscientemente su vida desde los valores del evangelio”.

Continúa evocando que el país vive tiempos difíciles donde se da el clamor de sus habitantes “por una Guatemala en donde se respeten todos los derechos de las personas, empezando por el derecho a una vida digna y de calidad, una Guatemala donde se termine con la corrupción y la impunidad. También siguen presentes la mentira, el egoísmo, la exclusión, las desigualdades, las injusticias que han producido una Guatemala en la que se profundiza cada día más la pobreza, un país donde tantas personas se ven obligadas a salir de su tierra buscando condiciones de vida más humanas para ellas y sus familias… Tiempos en los que estamos llamados a vivir la esperanza, a trabajar incansablemente, a inspirar a la juventud…”

Evoca a Monseñor Gerardi con palabras del comunicado del Movimiento en el 20º aniversario de su martirio: “Ni Jesús ni Gerardi se desesperaron en la hora de la crisis. Mantenían la esperanza en la llegada del Reino de Dios, es decir, una sociedad transformada según la voluntad de Dios: una sociedad construida sobre la verdad y sobre los derechos y la dignidad de todos y todas, igualitaria, en paz. Aquellos que en lugar del Reino de Dios pretenden mantener su propio reino edificado sobre la corrupción, el robo y la desigualdad, ante la entrega total de los profetas, optan por matarlos. Pero no se puede matar el Reino de la verdad: resucita junto con las personas que lo anunciaron. Los mártires son los testigos de tal Reino”.

Jóvenes, semillas del Reino

sheny familia itTermina Sheny su intervención con las estrofas de un poema que dedica y sugiere escucharlas como invitación de Dios “a tantos jóvenes que están demostrando con su vida y su actuar que, a pesar de tantos motivos de desesperanza, Guatemala ya no es la misma que hace cuatro años: Son ustedes semillas del Reino (…) Los quiero y por eso los lanzo al mundo (…) No tengan miedo (…) Beban de los pobres, empápense de mi rocío. Fecúndense, revienten, no se queden enterrados. Florezcan y den fruto”.

El ambiente de la sala es de alegría, cariño y acogida hacia quienes reciben el homenaje. Muchas personas se acercan a saludar a Sheny. También los medios de comunicación quieren hacerse eco del acontecimiento. Miembros de la Institución Teresiana, amigos y miembros del Movimiento Monseñor Gerardi la acompañan y agradecen con ella esta distinción por una vida entregada al servicio del Reino, que nos interpela y estimula a seguir aportando nuestra palabra y nuestra acción en la construcción de una Guatemala más justa y equitativa en la que no les sean arrebatadas a quienes están en las periferias de la sociedad y la historia, sus legítimas oportunidades de vida digna.

Texto y fotos: Institución Teresiana en Guatemala

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top