Martes, 21 Junio 2011 19:13

Rostro plural en la Institución Teresiana en Perú

LIMA, Perú. 22/06/2011.-
Manifestaciones de afecto, arraigo y compromiso con la misión de la Institución Teresiana se vivieron últimamente en Chimbote y en Villa El Salvador, Lima, en el contexto de celebraciones por el primer Centenario de la Institución y por cuarenta de presencia en Villa El Salvador.

En Chimbote: presencia laical y propuesta socioeducativa

062211-2En la ciudad norteña de la Región Ancash de Perú, Chimbote, la Institución Teresiana mantiene una activa presencia desde 1983. Allí se encontraron unas cuatrocientas personas para conocer más la Obra que Pedro Poveda inició hace cien años. La convocatoria se hizo en torno a dos ponencias bajo los títulos de:“Identidad y presencia de los laicos” y “Una propuesta para el continente de la esperanza”.062211-0

La primera fue desarrollada por Enrique Revilla, miembro de la Institución Teresiana, quien inició su presentación subrayando el rol histórico de los seglares en la Iglesia. Enfatizó la misión, los riesgos y las exigencias de los mismos en la Iglesia local.

Además desarrolló algunos rasgos característicos de la Institución Teresiana como “Asociación de fieles laicos”. Señaló que se trata de “hombres y mujeres que viven y trabajan como los demás, se afanan, aman y sueñan; sufren las consecuencias de la sociedad que hemos ido haciendo entre todos; viven en y con los demás siendo luz del mundo y sal de la tierra. Viven llenos del espíritu de Jesús, siendo diligentes y audaces para el bien, personas de oración y estudio, en compañía de María”.

La segunda ponencia sobre “Una propuesta para el continente de la esperanza” estuvo a cargo de Janett Ramírez, quien dijo que: “Institución Teresiana que está en el corazón del mundo, en el corazón de la Iglesia tiene una misión propia y específica, que en América la realiza desde la reflexión teológica de la Iglesia el continente”.

También presentó la Propuesta Socioeducativa en América latina y el pensamiento educativo de Pedro Poveda. Afirmó que: “Las educadoras y educadores son los principales actores de los procesos de cambio socioeducativo, capaces de generar procesos colectivos para una educación de calidad con incidencia en la transformación social”.

Janett Ramírez en su exposición valoró que “el movimiento socio-educativo de la Institución es un sueño que se va haciendo realidad en América, fruto del dinamismo de la Propuesta `Educar en Tiempos Difíciles´. Y quiere ser respuesta a las inquietudes, deseos y apuestas de educadores y educadoras que encuentran en él un potencial humanizador y transformador de la educación en sus diferentes expresiones y ámbitos”.

Después del acto tuvo lugar una Eucaristía de acción de gracias en la Capilla Virgen de las Mercedes de la Parroquia de la Sagrada Familia. El Obispo de Chimbote, Monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, la presidió junto a varios sacerdotes amigos.

En la homilía el obispo dijo que “frente a un momento en el que se percibe fuertemente la indiferencia, es un reto sembrar en el corazón de los jóvenes y de los hombres y mujeres del siglo XXI la inquietud de abrirnos a los demás para generar procesos de humanización”.

Animó a los miembros de la Institución Teresiana y a los colaboradores de la misma, a seguir trabajando. Invitó a sostener “una oración continua para que Dios siga suscitando almas generosas que sean sal para sazonar y preservar, y luz para iluminar la vida sin sentido para tantos y tantas que no la tienen”.

Participaron en los actos, Lala Romero, Directora de la Institución Teresiana en el Perú, miembros de las asociaciones de Lima y Yungay, asesores, animadores y jóvenes del grupo juvenil “Sembrando Vida y Amistad”, docentes y egresados del Instituto Pedagógico de Chimbote, del Colegio “Atusparia”, de otros colegios, de la Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote y de los movimientos laicales de la Parroquia de la Sagrada Familia, además de amigos y amigas.

La información ha sido enviada por Ana María Escalante y Teresa Ferrer.


En Villa El Salvador: amistad y lucha solidaria062211-7

062211-5La celebración en Villa El Salvador tuvo una fisonomía muy diferente. Unas ciento cincuenta personas caminaron por sus calles detrás de una pancarta con una imagen de Pedro Poveda y otras, con algunos de sus pensamientos como: “Creer bien y enmudecer, no es posible”.

Además de recordar el centenario de la Institución se conmemoraban cuarenta años de presencia de la Institución Teresiana en ese distrito de Lima que tiene tantas necesidades.

La peregrinación tuvo siete momentos de reflexión acerca de: Ser Profetas de la vida; vivir en las entrañas de la realidad; ser amigo y discípulo de Jesús: Jesús, camino de verdad y de vida; María intercede y ruega por nosotros; 40 años siendo “instrumentos” del Dios de la vida en Villa El Salvador y La alegría de pertenecer a la gran familia Institución Teresiana.

En la Parroquia Jesús Nazareno esperaban otros amigos, colaboradores y vecinos para compartir una eucaristía de acción de gracias. La presencia de la Institución en Villa El Salvador fue valorada como “una historia de amistad y lucha solidaria” con la gente del lugar.062211-4

Se inició hace cuarenta años cuando un inquieto y solidario grupo de educadores, egresados de la Escuela de Formación Magisterial dirigida por la Institución Teresiana, llegó a “los arenales” (una zona marginal de Villa El Salvador), para poner en marcha el Centro Educativo Fe y Alegría 17, que permaneció desde 1971 hasta 1994. Un año después en 1995 abrió sus puertas “Casa Abierta”, un proyecto de formación y atención primaria que se cerró el año 2005. Además, de 1998 a 2003 se atendió el Centro médico el Milagro que brindó atención eficiente a mujeres y niños de la zona.  Desde el  2005  la presencia de la Institución Teresiana se realiza a través de un Programa de Solidaridad y Desarrollo Socioeducativo (SOLYDES).

Muchas de las personas que participaron o colaboraron en cada momento y proyecto se hicieron presente en las celebraciones. También otras vinculadas al naciente Movimiento Socieducativo local; además amigos y amigas de las diversas instituciones educativas, artísticas, culturales, de comunicación, deportivas, de Derechos Humanos y ambientales, con las que la Institución Teresiana articula y colabora en muchas acciones en Villa El Salvador y Pisco, al sur del Perú.

062211-6062211-9Al final, los participantes, más de trescientos, veneraron una reliquia de San Pedro Poveda, como signo de presencia de “una Idea Buena” que se concreta donde hay necesidad de transformar la realidad para hacerla más justa.

Posteriormente, se hizo un brindis y se sirvió un almuerzo en el comedor popular de la Parroquia que fue preparado por personas del Programa Especial del adulto mayor “Los Martincitos”. Durante el mismo los participantes compartieron un pan que había sido presentado en la ofrenda durante la eucaristía, gesto que motivó el intercambio entre todos.

Surgieron muchas preguntas que ayudaron a hacer memoria de la “vida sentida y compartida” en tantos años. Nombres de personas de diferentes países que dejaron sus “huellas indelebles” en los arenales de ayer y en las calles y espacios del distrito de hoy.

Janett, Isabel y Rosa, quienes han informado sobre lo acontecido, expresan a modo de conclusión: “Celebramos de manera especial la presencia de las diversas formas de vivir el `ser familia`, alegrándonos con los niños y niñas, los jóvenes, adultos y adultos mayores que la forman. Ellos son “el rostro plural” de la Institución Teresiana en Villa El Salvador”.

Info.IT -  Información recibida de Chimbote y Villa El Salvador
Fotos: I.T. en Chimbote y en Villa El Salvador

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top