Lunes, 31 Octubre 2011 10:00

50 aniversario del Colegio y Liceo Pedro Poveda de Montevideo

MONTEVIDEO, Uruguay. 31/10/2011.
El Colegio y Liceo Pedro Poveda de Montevideo, Uruguay, celebra a lo largo de 2011 su cincuenta aniversario. Lo hace en el marco del primer Centenario de la Institución Teresiana.

En 1961 la Institución Teresiana abrió varios centros educativos en distintos países. Algunos de ellos con el nombre de Pedro Poveda, a modo de homenaje y reconocimiento al pedagogo y sacerdote fundador. En Montevideo se inició un Colegio y Liceo que hoy acoge a más de mil trescientos alumnos y alumnas. Desde el inicio fue mixto.

103111-18Entre las celebraciones propuestas por el centro educativo, destaca, una Eucaristía de acción de gracias y una exposición sobre diferentes etapas de la historia del colegio, inaugurada el pasado 30 de julio. Participaron en los actos, alumnos y alumnas, familias, ex alumnos, profesores y personal en general.

Cinco décadas de sueños y realizaciones educativas

103111-20

En el salón Pedro Poveda se dispusieron grandes cuadros con fotos que indicaban “hitos significativos de diferentes etapas vividas”. Cada uno representaba una década y estaba precedido por un pensamiento de Pedro Poveda.

  • 1960 Inauguración. Sueños. Trabajo en común.

“Tenemos mucha fe, mucha esperanza y no dejamos de soñar y hasta realizamos algunos sueños fiados de la Providencia”. (San Pedro Poveda)

  • 1970 Conciencia crítica. Libertad y resistencia.

“Nuestro espíritu no es de temor sino de fortaleza y amor”. (San Pedro Poveda)

  • 1980 Comunidad educativa. Participación. Integración. Creatividad.

103111-17“Todos hemos de cooperar aquí no hay uno sólo y los demás son comparsa. Cada uno tiene su lugar, su tarea, su responsabilidad”. (San Pedro Poveda)

  • 1990 Integración solidaria un proyecto que se afianza.

“Deja andar tu mirada”.
“Que cada uno sea tal cual es”. (San Pedro Poveda)

  • 2000 Propuesta socioeducativa de la Institución Teresiana para América. Un referente común, una voz plural. Somos una comunidad de aprendizaje.

“Ha de procurarse que cada discípulo dé de sí todo lo bueno que pueda dar”. (San Pedro Poveda)

103111-21Después del último panel se colocó una gran cartelera con el texto: ”Yo estuve en los 50 años...” , con la invitación a que los visitantes escribieran un mensaje recordatorio. Mientras se tomaba un chocolate que le aportó a la fiesta algo más de calor, los participantes se acercaron a firmar el "gran panel de la memoria", al ritmo de guitarras y tambores.

Acción de gracias

Durante la celebración se recordaron los inicios de la Institución Teresiana, haciendo referencia a la invitación de Loreto Ballester, Directora General de la misma, de “hacer memoria agradecida”. Alumnas de sexto año bailaron una danza española.

La procesión de entrada a la Eucaristía, la realizaron cincuenta personas representativas de las diferentes etapas del Colegio llevando una flor cada una, seguidos por un grupo de alumnos encargados de preparar la mesa del altar y los sacerdotes concelebrantes.

103111-19La Misa fue presidida por el Obispo Auxiliar de Montevideo Milton Tróccolia; lo acompañaron los presbíteros Roberto Russo, Párroco de Ntra Señora de los Dolores (Reducto), Gonzalo Aemilius, ex alumno del Colegio y Richard Arce, profesor del mismo.

María Josefa Gamio, primera Directora de Secundaria del Centro, leyó del libro del Eclesiastés “... Hay un tiempo para cada cosa”. Posteriormente, junto a Mary Larrosa, representante de la primera generación de alumnas, comentaron la lectura, haciendo referencia a diversos momentos en la historia del colegio que caracterizaron como: "Tiempo de soñar y proyectar; de audacia y prudencia; de concretar algunos sueños, de resistir y celebrar; de construir y reconstruir; de aprender y desaprender. Todo tiempo, lleno de la esperanza que viene de Dios”, dijeron.

Silvia Anesetti, exalumna y profesora, hizo una introducción al texto del Evangelio correspondiente a la Misa de San Pedro Poveda, “ser sal y ser luz...” “Palabra que ilumina la vocación educadora teresiana, cuya misión es la de ser sal, que aporta a la vida de los estudiantes el sabor del estudio, que sana heridas. Ser luz que pone la investigación y la fe al servicio de la Verdad. Y nos ayuda a comprender el contexto social y familiar que viven algunos jóvenes hoy”, expresó.

103111-16

En la homilía, el obispo Milton Tróccoli, se refirió San Pedro Poveda animando a continuar su compromiso educativo en el presente y el futuro de los uruguayos.

En las ofrendas, María Felisa Gómez, ex directora de Primaria y Susana Gómez, de la primera generación de alumnas de Preescolar, acercaron al altar el primer libro de matrícula.

Después, un grupo de alumnos bailó una danza criolla expresando el proceso de encarnación de la Institución Teresiana en la cultura uruguaya.

En el momento de acción de gracias, Natalia Lambach hizo un testimonio acerca del cariño y apoyos, que personas con capacidades diferentes, reciben en el Colegio para su crecimiento personal e integración social.

También agradecieron representantes del Centro Piirincho, que apoya la Institución Teresiana, perteneciente a La Obra del Padre Cacho, ubicado en Aparicio Sarabia y San Martín, por la oportunidad de unir fuerzas y favorecer a una mayor integración en ese barrio.

Info IT
Información y fotos: Rosario Alves

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top