Lunes, 31 Octubre 2011 09:00

Paseo por los sentidos en Guadix

GUADIX, Granada, 31/10/2011.
El Ayuntamiento de Guadix, a través de la Concejalía de Cultura, ofreció a la Institución Teresiana en el Centenario de su fundación, “Un paseo por los Sentidos”, evocando la figura y la obra de San Pedro Poveda. En palabras de sus organizadores, “Guadix y sus paseos por los sentidos tenían una deuda con esta figura tan querida en la tierra accitana".

Comienza el paseo en la puerta del Obispado
Comienza el paseo en la puerta del Obispado

En el recorrido se rastrean huellas de Pedro Poveda que afectan “los sentidos y el corazón, por la fecundidad de su vida”. Se descubren originales modos de “ver, escuchar, degustar, oler y tocar”, lugares significativos de su presencia en Guadix. El 15 de octubre pasado, más de cuatrocientas personas hicieron, durante cuatro horas, el siguiente itinerario:103111-000

Puerta del Obispado

Las palabras de saludo del Sr. Obispo de la Diócesis, D. Ginés García Beltán, evocaron el sacerdocio de San Pedro Poveda como una dimensión clave en su vida. Invitó a entrar en el Obispado y ver el lugar donde fue ordenado sacerdote y celebró su Primera Misa. Se pudo ver una colección de textos utilizados por Poveda en el Seminario de Guadix y un texto de Paleografía Cristiana, asignatura de la que fue profesor.

El Sr. Alcalde de la ciudad, D. Santiago Pérez, saludó a los presentes; también lo hizo D. Manuel Amezcua, Párroco de Ntra. Señora de Gracia, quien actuó como guía de estos “paseos”.

Casa donde vivió Pedro Poveda con sus padres, en la calle del Duende
Casa donde vivió con sus padres Pedro Poveda
Casa donde vivió con sus padres Pedro Poveda

Lugar testigo de una vida de familia, de ayuda y apoyo mutuo en momentos difíciles. Y también lugar de éxodo: de allí salió Pedro Poveda, de Guadix en 1905.

Antiguo Seminario

Desde donde Pedro Poveda, seminarista, vio Las Cuevas y sintió la llamada a “subir” hacia ellas y los cueveros. Se evoca su vida de seminarista y de profesor en este Seminario. D. Santiago Pérez, historiador, habló de la situación histórica y política de Guadix en aquella época.

Cañada de los Perales

Ámbito marcado por “el encuentro” con los habitantes de las cuevas. Se recordó que Pedro Poveda se hizo amigo de cada uno, hasta llegar a ser “cuevero” con los cueveros. “Estos caminos y veredas son testigos de su entrega, de la que fue confidente y fiadora la Virgen de Gracia”, se dijo.
Dos bailarinas de la Escuela de Flamenco de Guadix sorprendieron a los visitantes con un espectáculo.

Plaza del Padre Poveda
Alfarero trabajando la arcilla
Alfarero trabajando la arcilla

Un alfarero trabajó en el torno la arcilla de la tierra, explicando el proceso creativo hasta lograr varios cacharros.
El “Cascamorras”, figura emblemática de la ciudad, ondeó su bandera en señal de fiesta.

 

Parroquia de la Virgen de Gracia y Cueva del Padre Poveda

El lugar de la acción evangelizadora de San Pedro Poveda. El más apropiado para recordar que su obra fue fecunda y que está viva donde la Institución Teresiana sigue, desde su carisma, trabajando por el Reino.

Coral cantando la rinba a Poveda
Coral cantando la rumba a Poveda

Dentro de la Iglesia, un coro de chicos y chicas emocionaron con “la Rumba a Poveda” cantada con toda la fuerza. D. Manuel Amezcua evocó la presencia de Poveda en la Cueva de la Virgen de Gracia y en la que se conoce como “cueva del Padre Poveda”, donde escuchó, atendió y compartió tantas necesidades de aquellas gentes. En el lugar donde comenzó su tarea educativa con las Escuelas del Sagrado Corazón de Jesús, se evocó la fecundidad de su vida en la Institución Teresiana, a través de una breve proyección.

Mercedes Robles, Directora de la Institución Teresiana de la región, dirigió unas palabras de gratitud para el Ayuntamiento, los organizadores y colaboradores de la original propuesta.

Momento festivo en la Plaza del Padre Poveda
Baile flamenco
Baile flamenco

Campanas de la parroquia al vuelo, cohetes con los que los accitanos celebran sus fiestas y una degustación de dulces y licor, elaborados por unas religiosas de la ciudad, coronaron el recorrido. Ramas de tomillo perfumaban todo el espacio.

Texto y fotos: Ana Fernández

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top