Domingo, 20 Noviembre 2011 10:00

Centenario de la I.T. en la Parroquia San Pedro Poveda de Ciudad Bolivar

BOGOTÁ, Colombia, 20/11/2011.
El pasado 2 de octubre tuvo lugar una celebración con motivo del primer Centenario de la Institución Teresiana en la parroquia San Pedro Poveda de Ciudad Bolivar, Bogotá, en la que participaron junto a los vecinos del lugar, miembros de las asociaciones de la Institución, colaboradores y amigos.

112011-6Ciudad Bolivar, localidad en la que está ubicada la parroquia San Pedro Poveda, de reciente creación, es el Distrito nº 19 de Bogotá, Colombia, al sur de la ciudad capital; es una zona de cerros urbanizada sólo en parte. Una de las más difíciles por los problemas sociales que le aquejan a sus habitantes, así como por los altos índices de violencia.

La parroquia y su centro pastoral son muy concurridos. Se ofrecen una variedad de actividades y propuestas tendentes a revertir algunos de los problemas de la comunidad, al tiempo, que se anima la fe y la evangelización. Es allí donde la Institución Teresiana en Colombia ha celebrado una Eucaristía de acción de gracias por los cien años de vida.

La celebración tuvo lugar por la mañana del domingo 2 de octubre con la participación de los vecinos de la parroquia y miembros de la comunidad, así como con un grupo de miembros de las asociaciones de la Institución Teresiana, colaboradores y amigos, que se desplazaron desde el centro de la ciudad. Fue presidida por el párroco Héctor Jaime Agudelo, quien compartió su alegría por la iniciativa; concelebró el sacerdote Ricardo Franco.

Manoly Rey hizo una breve introducción en la que presentó la identidad, algunos rasgos y presencia de la Institución Teresiana en el mundo.

Manoli Rey
Manoly Rey

Para algunos participantes, el texto de una de las lecturas de la Misa tuvieron especial resonancia, al percibir en Ciudad Bolivar una realidad que podría asemejarse a las de las Cuevas de Guadix en tiempos de Pedro Poveda: “Todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de nuestros pensamientos”... recordaron.

La celebración transcurrió sencillamente, con signos y gestos que testimoniaban la gratitud por la vida entregada a lo largo de cien años en tantos lugares similares, “en medio de los empobrecidos, optando por ellos, con una mirada atenta y crítica al contexto”.

Testimonios

Los días anteriores a la celebración, varias personas del centro de Bogotá, preguntaban: “¿Qué transmilenio me sirve para ir a la Parroquia San Pedro Poveda?”... ”¿Cuál es el Alimentador que nos deja cerca?”... "¿En qué paradero me debo bajar?”... "¿Qué les hace falta?”... ”¿En qué colaboramos?”... ”¿Con cuánto tiempo debemos salir?”...

112011-8Posteriormente, se compartieron diferentes impresiones sobre lo vivido: “La mayoría de colaboradores, amigos y miembros de la Institución Teresiana vivimos en el otro extremo de la ciudad... (hubo que calcular dos horas de antelación para el desplazamiento). Si le añadimos a esta “incomodidad de transporte” a la realidad violenta y de pobreza en la que se encuentra la parroquia, se puede decir que allí no se encontraban los que asisten a los eventos por “compromiso social”, nos encontramos los que asumimos un compromiso de fe vivido desde la Institución Teresiana”.

“Ningún lugar más apropiado para celebrar el centenario de la Institución Teresiana, que la parroquia San Pedro Poveda en Ciudad Bolivar, que nos remonta a los cerros de Guadix donde Pedro Poveda visualizó sueños e hizo vida proyectos entre los más pobres y desfavorecidos.”

“Es difícil describir en palabras, lo que se siente cuando uno ve el retrato de Pedro Poveda, en un lugar tan similar al que él con su espíritu soñador y realista vislumbró en Guadix. 112011-9¿Cómo no sentirse conmovido cuando uno ve esos cerros, llenos de gente, de casas, de polvo, pero al mismo tiempo, contempla sueños, sonrisas, esperanzas, personas con una valentía y una dignidad que se alcanza a respirar desde lejos?, ¿Cómo no sentir que ese sueño hecho realidad cobra vida cuando uno se siente como en su casa? ¿Cómo no percibir ánimo y deseos de seguir, cuando el sueño se materializa en una Parroquia que lleva el nombre del fundador de la Institución Teresiana y además está ubicada donde pocos voltean la mirada?...

Realmente fue muy emocionante vivir de cerca esos momentos, esa Eucaristía. Cuando evoco la eucaristía, el corazón y la mente se sienten aliviados y con una gran esperanza..., es reconfortante recordar la explicación realizada por Manoly (Rey) sobre la institución en el mundo, lo que representa para muchas personas que sin importar lo diferentes que seamos, compartimos una idea que cobra vida …. Creo que es muy importante para mí y para todos los asistentes todo lo vivido ese día”.

Info.IT con información de la Institución Teresiana en Colombia
Fotos: Luz Fanny Escobar, José Javier García, Manoly Rey

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top