Sin categoria

Lunes, 14 Febrero 2011 00:00

San Pedro Poveda

"Los hombres y las mujeres de Dios son inconfundibles. No se distinguen porque sean brillantes, ni porque deslumbren, ni por su fortaleza humana, sino por los frutos santos", escribió san Pedro Poveda, en una carta en 1925. Palabras que pueden aplicarse a su vida. Un tejedor de sueños, porque fue capaz de soñar, proyectar y realizar muchos de ellos. 

Este sacerdote, pedagogo, fundador de la Institución Teresiana, mártir, nació en Linares, el 3 de diciembre de 1874. Murió el 28 de julio de 1936 en el inicio de la guerra civil española. Dio testimonio de su fe cristiana y de su ser sacerdote hasta el último momento. Fue canonizado por el Papa Juan Pablo II el 4 de mayo de 2003.

Página 8 de 8

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top