Crónica de la Celebración del 100 Aniversario de la Aprobación Pontificia de la Institución Teresiana en Cagayan de Oro City, Filipinas, el domingo 14 de enero de 2024, con una Eucaristía de acción de gracias seguida de un alegre almuerzo-recepción.

La lluvia no disuadió a los miembros, familiares, antiguos alumnos, amigos, congregaciones, colaboradores y jóvenes de la familia teresiana de Cagayán de Oro, de asistir el domingo 14 de enero a la celebración del centenario de la aprobación de la IT en la Catedral de San Agustín. Junto a la acción de gracias por los 100 años de la Aprobación la ocasión era propicia para presentar la Institución Teresiana, su misión y carisma como asociación laical. Había alrededor de mil feligreses y, entre ellos, un centenar de miembros IT.

El arzobispo José Araneta Cabantán presidió la Eucaristía acompañado por el arzobispo emérito, Antonio Jalandoni Ledesma, S.J. Fue, en efecto, un maravilloso microcosmos de una Iglesia local en la que los hitos significativos de los miembros y grupos se celebran con alegría como comunidad eucarística.

Laicos llamados a una misión

Antes de la Eucaristía se celebró la Confirmación de unos cincuenta jóvenes y algunos adultos. Al comienzo, el monitor agradeció la presencia de la Institución Teresiana y presentó a Charisse Raagas que hizo una breve presentación de la IT.
El Arzobispo comenzó su homilía dando la bienvenida a la Institución Teresiana e hizo su propia presentación de la Institución, destacando su naturaleza de asociación laical que colabora con la misión evangelizadora de la Iglesia a través de la acción profesional de sus miembros en la educación y la cultura, así como en la familia, lugar de formación en la fe.

Continuó su homilía, entrelazando la llamada de Samuel en la primera lectura, con la llamada cristiana inherente a la vocación bautismal, reforzada por la gracia de la Confirmación, y la llamada a la misión de los miembros laicos de la Iglesia, señalando a la Institución Teresiana como ejemplo de vocación laical. Asimismo, destacó el estilo de ser y hacer cristiano en el mundo con la invitación de Jesús a ser sal del mundo, levadura en la masa y luz del mundo, características que atribuyó también al espíritu y estilo de la Institución Teresiana.

Danza comunitaria

Para la recepción y almuerzo nos dirigimos al Centro de Formación adyacente a la Catedral, bellamente decorado por los miembros AP y ACIT, con una enorme lona que cubría la pared frontal, en la que se mostraban los motivos e imágenes de celebración del Centenario. Los dos Arzobispos participaron en la recepción hasta el final. Aprovechamos la oportunidad para ponerles al día de los impulsos, proyectos y programas de la IT en Filipinas y en la zona de Mindanao.

La recepción se abrió con la lectura del mensaje de la Directora del Sector, Dra. Lucia Subaldo y un extracto del mensaje de la Directora de la IT, Gregoria Ruiz. Siguieron otras presentaciones en vivo y con videos.

Para terminar interpretamos una danza comunitaria, que expresaba nuestro renovado compromiso con la misión y compartir nuestro carisma como respuesta agradecida a la Aprobación Pontificia que esperamos traiga más frutos para la construcción del Reino en los próximos 100 años y más allá. tarta

Esta experiencia compartida llena de bendiciones sigue evocando en nuestros corazones el Magnificat de Nuestra Señora. Nuestros corazones se regocijan en el Señor por hacernos volver a captar la belleza y el poder de atracción de nuestro carisma; por profundizar en las implicaciones de nuestro ser Iglesia en el aquí y ahora de nuestra historia; por hacernos gustar y ver la maravilla de nuestro ser unidad asociativa en acción, al experimentar la dinámica de nuestra corresponsabilidad y los innegables frutos de la sinergia resultante.

IT Cagayan de Oro.
Original inglés, traducción Info IT.

 

 

 

Publicado en Noticias clicdedito